ftr-logo.png

Greta Thunberg Lo que importa es el Mensaje, No el Mensajero

Greta Thunberg - Lo que importa es el Mensaje, No el Mensajero


Por Cecilia Velázquez & Traducción 

El pasado 20 de agosto de 2018, una introvertida jovencita de 15 años decidió no ir al colegio y muy temprano por la mañana se sentó frente a la sede del parlamento Nacional de Suecia en Estocolmo, iba armada con un cartel que pasaría a la historia, en el que decía “Huelga Escolar por el Clima”; está solitaria huelga fue el comienzo de una protesta por una buena causa, su mensaje debe hacernos reflexionar a todos, aunque haya algunos peros de por medio, ahora un año más tarde con 16 años,  esta adolescente se codea con los líderes mundiales del más alto nivel, como Angela Merkel, el Papa Francisco y Barack Obama, así como con figuras públicas de la talla de Arnold Schwarzenegger.
Yo misma aplaudo a esta niña, pero hasta cierto punto, su lucha tiene fundamento, el cambio climático y la destrucción a fuego lento en este planeta por la contaminación es una realidad, los glaciares se derriten como síntoma de que estamos destruyendo el planeta, nuestro consumismo hace que nos parezca   que   los   recursos   de  la
tierra son inacabables, basta con ver  los vídeos  de  la  basura  que
hay en el mar, de cómo mueren especies marinas por nuestra irresponsabilidad como seres supuestamente racionales y  civilizados para entender que debemos empezar por cambiar nuestros hábitos de consumo. Pero detrás de la lucha de esta joven han surgido algunas dudas empezando por el hecho de que tan solo una semana después de su huelga   solitaria, su madre, famosa cantante de ópera en Suecia   publicara un libro que hoy mismo se vende como pan caliente, eso fue una mera coincidencia o formaba parte de una campaña publicitaria para vender más libros, no seré yo el que juzga esta incógnita pero el libro ya está siendo traducido a varias lenguas y en la portada, no podría ser otra que la mismísima Greta con su cartel fuera del parlamento, asimismo ha empezado a revelarse algunos detalles bastante oscuros en torno a su discurso ecologista.

Y es que esta jovencita está   acompañada y patrocinada por personas con  poder que  tiene un interés… un grandísimo interés, tanto político, como económico.
Medios de distintas tonalidades y con una línea editorial tan opuesta, empezaron a escarbar un poco para sacar a la luz los intereses de las personas que arropan a esta joven y encontraron algunos detalles bastante inquietantes e hicieron algunas reflexiones bastante duras e interesantes, pues si, lo que debió ser una protesta por el bien de la humanidad, empezó al parecer una buena protesta de publicidad para la venta del libro de su madre y luego por ser un instrumento para intentar engordar las cuentas bancarias de unos cuantos interesados en el asunto.

Pero ojo, yo no quiero culpar a Greta para que sus intenciones se vayan por la borda, quiero seguir creyendo de que las intenciones fueron al menos al principio, bastante honestas, no podemos culpar a esta jovencita de que la hayan empezado a usar, sin que se diera cuenta, para que unos hagan política a su conveniencia y para que otros hagan millonarios negocios; no seamos tan crueles con ella, debemos ser críticos con los que la usan como marioneta.
Más que criticar a Greta, debemos criticar a los oportunistas que aparecieron en medio de su fama, el mensaje de Greta aunque esté rodeada de gente poco honesta debe calarnos a todos y hacernos más responsables, para que las futuras generaciones, las generaciones de nuestros hijos y nietos tenga un lugar con buenas condiciones para vivir. Pero hay un problema, cuando Greta recibe el Premio Nobel de La Paz su discurso pasara a la historia, al igual que el discurso de la niña que silencio al mundo en 1992 o el mensaje de Malala Yousafzai, la otra niña en el 2014 recibió el Nobel y su mensaje solo sirvió llenar titulares en los periódicos, hoy ambas viven casi en el olvido y el mundo sigue igual o peor.
El cambio debe empezar por nosotros mismos; en 1992 Severns Cullis Suzuki fue apodada como la niña que silencio al mundo, debido a un discurso que pronunció en “La Cumbre de la Tierra” en Río de Janeiro; con tan sólo 13 años y hace casi tres décadas, esta niña hizo un llamado al mundo de cosas que ahora Greta vuelve a recordar y a repetir, ella conmovió al mundo hace casi 30 años, pero acaso los gobiernos y las compañías tomaron medidas? veamos algunos fragmentos de su discurso y pudimos ver las caras de preocupación de algunos líderes que casi lloran en la sala, pero luego no hicieron nada por un cambio:
Estoy aquí para hablar en nombre de los niños hambrientos en todo el mundo, cuyo llanto nadie escucha, tengo miedo de salir al sol a causa del agujero en la capa de ozono. Tengo miedo de respirar el aire, porque no sé qué productos químicos hay en él. Solo soy una niña y no tengo todas las soluciones. Si no saben cómo solucionarlo, por favor, ¡dejen de destruirlo!
Ahora a sus 16 años Greta Thunberg se ha convertido en la cabeza visible de la lucha contra el cambio climático, con el mismo discurso conmovedor de hace 30 años. Thunberg llego a Nueva York tras un viaje de dos semanas a bordo de un barco de cero emisiones de CO2, para concientizar sobre el efecto contaminante de los aviones, su viaje cruzando el Atlántico duro 14 días y no dejó rastro de carbono, sin embargo, la embarcación que se usa en carreras de yates a nivel mundial, tiene un costo de 5 millones de euros y según afirma algunos medios el viaje de dos semanas habría costado unos €40,000.

¿Cómo puede dividir tanto la opinión pública una adolescente de 16 años con intenciones tan nobles?, el Internet hizo lo suyo para darle fama, e internet hizo lo otro para demostrar que detrás de su éxito, se encontraban personas con intenciones no tan nobles, pero este escándalo no es por su culpa, ella es tan solo una niña y la protagonista en todo este asunto a la que manipularon; “Greta aparece en los periódicos prácticamente todos los días y aunque ella misma reconoce que la crisis medioambiental no trata sobre ella, irónicamente todo sigue girando a su alrededor. Eso, al final, distrae de lo verdaderamente importante” reflexionan algunos analistas, a corto plazo el discurso de Greta tendrá un efecto grandísimo porque pone la cuestión en el centro de debate, pero a largo plazo no se encontrarán soluciones y la gente como tú o como yo, no cambiamos nuestros hábitos de consumo. Greta
Thunberg al grito de “No Tenemos Tiempo” parece ser una voz que se enfrenta a las grandes capitales; a quien se responsabiliza del cambio climático, pero hay mucho dinero en juego. Greta esconde detrás de ella el apoyo de un grupo económico que quiere apoderarse de las riquezas a través de las llamadas “Energías Verdes”, un bloque empresarial industrial que podría estar aguando la fiesta a un grupo que están detrás de la Industria de las energías fósiles, es decir que estaríamos hablando de un cambio de poder económico de unas manos a otras; que a priori no parece que puedan resolver el problema, en concreto hablamos que Greta es la voz de las élites del movimiento ecologista de una ex ministra social demócrata de Suecia que financia alguna de las principales empresas energéticas de su país, ¿Cuál sería la finalidad de dicho espectáculo?, es que dichas empresas pueden acceder a contratos públicos en todo el mundo para que puedan abrirse a través de las llamadas políticas verdes, por lo tanto Greta, es tan sólo la punta de lanza de una estrategia de presión que busca generar unos réditos empresariales concretos, pero dejemos las cosas claras, desde el principio “No tenemos tiempo”, no es un simple eslogan de Greta, es una compañía que según se define a ella misma, y pretende actuar sobre la crisis climática, su fundador es el economista sueco Ingmar Rentzhog que utiliza esta plataforma como una red social para impulsar la economía verde; nadie imaginaba que la protesta espontánea de Thumberg hace un año, había sido coordinada con suficiente antelación por el magnate  Ingmar Rentzhog y por Bo Thoren, otro activista climático y líder de un movimiento contra los combustibles fósiles, Thoren llevaba tiempo buscando caras frescas para sus campañas ecológicas, y se le ocurrió la idea de una huelga escolar, inspirada después de las manifestaciones juveniles tras el tiroteo en Parkland en Florida, a estas altura se sabe también a ciencia cierta, que Rentzhog había conocido a Malena Ernman, la madre de Greta unos tres o cuatro meses antes en una conferencia contra el cambio climático, celebrada en Estocolmo, al saber que tenía un libro entre manos que pronto iba a publicarse empezaron los cerebros propagandísticos a trabajar para darle forma y fama a su entramado.
Greta fue la víctima sin saberlo, ¿quién le pondría peros a la huelga de una niña indefensa con ganas de salvar al mundo?; Malena Ernman la madre de Greta se ganaba la vida como cantante de ópera y llego a representar a Suecia en el festival de Eurovisión, pero renunció a su carrera para seguir los pasos de su hija, que fue diagnosticada con el síndrome de asperger,  que forma parte de los trastornos del espectro autista; de la noche a la mañana, esta señora se hizo vegana y dejo de viajar en avión, escribió un libro y Greta fue la encargada de darle publicidad sin estar al tanto del entramado a sus espaldas, más que explicar las razones que llevaron a Greta a tomar partido en el movimiento ecologista, hay quien piensa que el libro delata los intereses corporativos que se esconden tras el fenómeno Greta;  sea o no consciente de ello, esta niña es la punta de lanza de una estrategia de presión que busca generar unos redito empresariales concretos, afirman varios diarios británicos.

Solo una semana después de que la joven activista empuñara su primera pancarta, el libro de su madre ya estaba a la venta; y ahora con tanta fama, este libro se vende como pan caliente, tampoco el padre de Greta; Svante Thunberg ha logrado escapar del foco de la sospecha, este ex actor y productor se desempeñaba como manager de su mujer, hasta que su hija empezó a dar discursos por todo el mundo; Desde la conferencia de la ONU sobre el cambio climático hasta el foro económico mundial, ahora la acompaña a todas partes, incluida la travesía trasatlántica y se encarga de gestionar su agenda, aunque aparentemente ha tratado de mantener a su hija al margen de los grupos de poder, no siempre ha podido garantizar su independencia. Las buena intensiones que se le presumen a Greta no han logrado frenar la avalancha de críticas y mientras una multitud la recibía entre vítores en un pequeño puerto deportivo al sur de Manhattan, en las redes sociales sucedían las protestas por haber utilizado un velero propiedad de Pierre Casiraghi, mejor conocido como el hijo de la princesa de Carolina de Mónaco cuya casa Real no se caracteriza
precisamente por su lucha contra el cambio climático, detrás de la joven prodigio están grandes capitales como Bostadsfonden una de las mayores fortunas de Suecia, la heredera social demócrata Kristina Persson; el ex presidente del club de Roma, Anders Wijkman, el empresario sueco Petter Skogar y Catharina Nystedt Ringborg que está ligada al sector de la energía; la joven sueca, también ha tenido contactos con el excandidato presidencial demócrata de Estados Unidos Al Gore que también está ligado a la familia Clinton a través de su fundación, todos estos datos son evidencian que todos estos empresarios y políticos quieren quedarse con el pedazo más grande del pastel, según la periodista de investigación Cory Morningstar lo que está en juego son alrededor de 100,000 millones de dólares; si esto es cierto, estas empresas, quienes quieren hacer su revolución de energía limpia, podría entorpecer el lucrativos negocio los defensores de las energías fósiles, así que estamos hablando tan sólo de un cambio de manos de la hegemonía imperialista económica por grupos empresariales de poder que sólo tiene una intención.- Hacer dinero sin preocuparse de los grandes problemas sociales del mundo.
Greta hace unas semanas, le dijo en la cara a los líderes mundiales que “le habían robado su infancia”, fue criticada por cierto grupo y con razón; debido a que ella no sabe lo que es sufrir, sufren los niños pobres en la india que son abandonados a su suerte desde  muy temprana  edad, sufren los niños en Siria que en lugar de correr detrás una pelota, corren huyendo de las bombas al igual que los niños en Yemen, a ellos, el mundo le ha robado su infancia, a ellos los señores de la guerra de Europa y Estados Unidos les han robado su infancia, más no a Greta, cuyo discurso en muchas ocasiones parece sobreactuado.

El problema de Greta es que critica de forma generalizada sin dar nombres y apellidos de los que verdaderamente dañan nuestro planeta, empezando por las grandes corporaciones. En 1992 Fidel Castro pronunció un discurso donde señalaba el problema. - el problema en su criterio se debía a un sistema económico insostenible y al crecimiento descontrolado; pero su discurso se quedó en nada, nadie quería escuchar al comunista que, pese a que exponía sus ideas con sentido, sus palabras serían de muerte al poder capital.

Greta ha puesto en el ojo del huracán un tema muy preocupante. - la contaminación medioambiental, poco o nada podemos esperar de nuestros políticos que lo único que hacen es apoyar a las grandes corporaciones contaminantes a cambio de un maletín lleno de billetes verdes, se me vienen a la mente dos casos; sabían ustedes que hasta hace no mucho, en España existía un impuesto al sol, donde podías ser multado si te pillaban que habías instalado placas solares en tu casa para dar energía…. y los políticos ¿quieren venir a darnos clases de moral?... En Chile y en otros países los políticos permiten a las grandes corporaciones secar los ríos y dejar a las comunidades sin agua, ahora esos políticos vienen y ponen cara de perro con hambre en la ONU ocultando sus malas prácticas en sus países, de lo que sí estoy segura es que nosotros, la gente de común, que como tú o como yo, podemos hacer mucho en beneficio del planeta,  la ciudad más limpia es la que menos ensucia, y por desgracia en casi cada ciudad latinoamericana en la que he estado, la gente tira la basura en la calle y en las playas dejan los restos de todo lo consumido durante el día,  es más fácil hacer viral el reto del balde de agua fría que el reto de “limpiemos las playas”,  no podemos exigir cambios a nuestros gobernantes, si nosotros mismos nos ponemos el ejemplo con algo tan simple, como no botar basura, vamos…. no seamos hipócritas y empecemos al menos por esto, que no es tan difícil, en ese sentido espero que el mensaje de Greta nos allá conmovido para cambiar nuestros hábitos de consumo pese a todo lo explicado en este artículo.
Quisiera dejar aquí las palabras de Matias De Stefano con respecto a Greta Thunberg, Matias es el chico argentino que está revolucionando el mundo con el despertar de la consciencia:
Quisiera hacer hoy una reflexión sobre este tipo de artículos y comentarios que he leído, como el que ven en la foto.
¡CUIDADO! Porque estamos en el tiempo de la incredulidad, incluso de aquello que es bueno, científico y real.
Criticarme a mí por lo que soy y hago que puedo estar tranquilamente loco o fácilmente catalogable de esquizofrenia, es una cosa, pero debatir sobre si debemos o no creer que el Cambio Climático es real como que la Tierra Esférica, me parecen de esos síntomas que nos hacen vivir en un periodo histórico en que las mentiras han sido tantas que ya no podemos creer ni las verdades.
Y no me malinterpreten, yo soy el primero que dice que no hay Verdades Absolutas, y que este tiempo nos invita a saber que todo es una realidad proyectada y distorsionada, pero esa distorsión sólo existe porque nuestro interior no posee claridad.
Y todo esto lo digo porque este pensamiento dubitativo hace que incluso dudemos y critiquemos las buenas acciones que surgen en el mundo.
En este último tiempo, se ha hablado de @GretaThunberg como un ícono de las nuevas generaciones en pro de la corrección del Cambio Climático, quien trata de ser coherente en mente, emoción y cuerpo ante tal postura, y claramente no tardaron en surgir las noticias de que detrás tiene “lobbies verdes” y es financiada por fines económicos.
¿Cuándo empezamos a mezclar la lucha por sanar el planeta con comunismo o neoliberalismo?
Lo que buscamos es justamente que la economía pase a ser verde, ¿entonces cuál sería el problema?
¿Y si es un petrolero que decide financiarle porque decidió cambiar su marketing y empresa en pro de lo verde... cuál sería el problema? ¿No hablamos justamente de eso? ¿De Cambiar? No perdamos el foco, no perdamos el propósito. Porque hay y habrá muchas más personas tratando de cambiar el mundo, y depende de aquellos que nos hacemos llamar “conscientes” para sostenerles. ¿Os acordáis? Los Índigo, Cristal, y tantos otros... ¿Vamos a dejarnos devorar por los medios que nos hacen querer dudar y criticar a aquellos que han venido a colaborar con la Evolución? ¿Vamos a dejar que las ideologías arcaicas penetren en los buenos actos?
Reflexionemos…


Buscador