ftr-logo.png

DHS chief insists ban on 7 Muslim-majority nations’ citizens is temporary

 El jefe del Departamento de Seguridad Nacional, insiste en la prohibición a viajeros provenientes de 7 países

 

 

Enero 30. El secretario de Seguridad Interior, John Kelly, insistió el martes en que la decisión del presidente Donald Trump de impedir la entrada de refugiados y ciudadanos de siete naciones con mayoría musulmana en los Estados Unidos no es una “prohibición de viajar”, sino una ” Pausa que nos permite revisar mejor el sistema existente de inspección de refugiados y visas “.

Kelly dijo en una rueda de prensa que “Esto no es – repito – no es una prohibición a los musulmanes … La libertad religiosa es uno de nuestros valores más fundamentales y preciados”.

El nuevo secretario del DHS insistió en que la orden ejecutiva firmada por Trump el viernes y que ha generado numerosas protestas y una reacción política significativa tanto en el país como en el extranjero, busca proteger “las vidas de los estadounidenses”.

Dijo que los siete países especificados en la orden de Trump – Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen – son aquellos designados por el Congreso y el gobierno de Barack Obama como que requieren seguridad adicional al tomar decisiones sobre quién entra en nuestra patria “.

Mientras tanto, en la misma conferencia de prensa, Kevin K. McAleenan, director interino de la Agencia de Aduanas y Patrulla Fronteriza, dijo que esta semana 872 refugiados habían recibido permiso para entrar a Estados Unidos y constituyeron una excepción a la orden de Trump.

Las exenciones de viaje vienen después de la decisión de Trump de prohibir indefinidamente la entrada de los Estados Unidos durante 120 días a todos los refugiados y la emisión de visas por 90 días para ciudadanos de los siete países que tienen historias de terrorismo y actividad terrorista hasta que se puedan establecer nuevos mecanismos para examinarlos más eficazmente.

Los expertos han dicho, sin embargo, que la prohibición no cubre a países cuyos ciudadanos han planteado amenazas terroristas en el pasado, como Arabia Saudita, Egipto, Pakistán y los Emiratos Árabes Unidos.

Respecto a las siete naciones, Kelly dijo que la administración quiere ver a esos países retirados de la lista, pero en la actualidad, Estados Unidos no tiene un método para hacer cumplir la ley de forma sólida y para examinar adecuadamente a los refugiados y a otros de ellos.

La fiscal general Sally Yates ordenó el domingo a los abogados del Departamento de Justicia que no defendieran la orden de Trump, diciendo que tenía dudas sobre su constitucionalidad, pero el presidente inmediatamente la despidió y la reemplazó.

                                              

Buscador