ftr-logo.png

Page1 Lola Álvarez Bravo, Untitled , 1954. Gelatin inches (23.7 x 19.5 cm). Center for Creative Photography, University of Arizona: Lola Álvarez Bravo Archive 93.6.70. © 1995 Center for Creative Photography, The University of Arizona Foundation

Desde el 14 de septiembre de 2018 hasta el 16 de febrero de 2019, Lola Álvarez Bravo: Picturing Mexico ha sido comisariada por la curadora adjunta de Pulitzer Arts Foundation, Stephanie Weissberg. El Pulitzer es el único lugar de la exposición.

La directora de Pulitzer, Cara Starke, dice: “Nuestras exhibiciones de otoño, una dedicada a Lola Álvarez Bravo y una presentación simultánea del trabajo de Ruth Asawa, resaltan a las mujeres que no han sido reconocidas. En el caso de Lola Álvarez Bravo, vemos a una brillante artista y activista que durante muchos años fue eclipsada por su esposo, el fotógrafo Manuel Álvarez Bravo, más conocido. Sin embargo ella hizo fotografías extraordinarias y profundas, reuniendo un cuerpo de trabajo que jugó un papel crucial tanto en el renacimiento cultural del país en los años posteriores a la Revolución Mexicana como en el florecimiento del modernismo allí “.

Weissberg agrega: “Lola Álvarez Bravo: Picturing Mexico pretende representar el arco de la carrera de Álvarez Bravo, iluminando su considerable impacto en la historia de la fotografía y -como agente de cambio autodirigido- en el México posrevolucionario. Al hacer esto, esperamos proporcionar y provocar nuevos conocimientos sobre su trabajo, incluidas las formas en que sus astutos retratos perceptivos de la vida y el paisaje de México fueron a la vez documentación y experimentación modernista “.

Antecedentes Nacida en 1903 en Jalisco, México, Lola Álvarez Bravo comenzó a tomar fotografías en 1925, cuando se mudó de la ciudad de México a Oaxaca con su esposo, Manuel Álvarez Bravo, quien se convertiría en uno de los fotógrafos más destacados de la época. En 1927, la pareja se mudó a la Ciudad de México, donde Lola Álvarez Bravo trabajaría como curadora, educadora y galerista, y entraría en contacto con muchas de las figuras más destacadas de la vanguardia modernista de México, de los pintores David Alfaro Siqueiros, Frida Kahlo y Diego Rivera, a los fotógrafos Tina Modotti, Paul Strand y Henri Cartier-Bresson, así como a numerosos escritores e intelectuales.

Lola Álvarez Bravo, Unos suben y otros bajan, ca. 1940. Gelatin silver print. 9 ¼ x 6 inches (23.5 x 17.6 cm). Center for Creative Photography, University of Arizona: Lola Álvarez Bravo Archive 93.6.97. © 1995 Center for Creative Photography, The University of Arizona Foundation

Poco después de que los Álvarez Bravos se separaron en 1934, Lola comenzó una práctica profesional como fotoperiodista. Como fotógrafa, ocupó una posición rara ya menudo estigmatizada, y una vez se describió a sí misma como “la única mujer que corría por las calles con una cámara, en eventos deportivos y en los desfiles del Día de la Independencia, y todos los periodistas se burlaban de mí ”

Exposición Lola Álvarez Bravo: La imagen de México comprende trabajos que Álvarez Bravo consideró su fotografía “personal”, lo que describió como “imágenes que me afectaron profundamente, como la electricidad, y me hicieron apretar el obturador de la cámara”. Destacando varios temas intersectados que informaron al fotógrafo práctica, la exposición se centra tanto en sus sujetos como en el impacto del modernismo en la forma en que los retrató.

La presentación comienza con un grupo de retratos de amigos, colaboradores y contactos profesionales, las imágenes por las cuales Álvarez Bravo es más conocido fuera de México. Aquí se incluye un retrato de Frida Kahlo sentada en la cama del estudio de su casa, y una de Henri Cartier-Bresson fotografiando un mural aún no terminado de David Alfaro Siqueros. Otras imágenes eliminan a la modelo de la evidencia de su vida cotidiana y sus profesiones. La artista Isabel Villaseñor, por ejemplo, se muestra de pie frente a una formación rocosa que ocupa todo el fondo. Una sombra rasante cubre su brazo, parece fusionarlo con el fondo y crear una interacción entre la luz y la oscuridad, y entre el paisaje y la figura humana.

Lola Álvarez Bravo, Sexo vegetal, ca. 1948. Gelatin silver print 7 ⅜ x 9 ⅛ inches (18.8 x 23.1 cm). Center for Creative Photography, University of Arizona: Lola Álvarez Bravo Archive 93.6.69 © 1995 Center for Creative Photography, The University of Arizona Foundation

La imagen de México continúa con imágenes de trabajo, un tema recurrente para Álvarez Bravo, como lo fue para muchos durante los años posrevolucionarios. Una de las imágenes aquí, Las Lavanderas o lavandera, que data de alrededor de 1940, muestra a un grupo de mujeres en la orilla de un cuerpo de agua, fotografiadas desde arriba mientras se concentran en su trabajo. Las sombras que se extienden a través de la arena son claramente las de una estructura hecha por el hombre, tal vez un muelle en el que el artista está posado. El paisaje y la arquitectura convergen así en la escena costera donde, de nuevo, también vemos un juego de luces y sombras. Atrapados en medio del movimiento, las mujeres y los niños agregan una nota de humanidad y una especie de poesía a la escena, ya que forman un contrapunto a la rectilinealidad de la sombra del elenco. Además, sus caras están oscurecidas, por lo que lleva un momento entender lo que están haciendo en el espacio de esta compleja composición. Esta incertidumbre distingue el trabajo de Álvarez Bravo de las representaciones altamente ordenadas y legibles

Álvarez Bravo fue uno de los primeros artistas de México en producir fotomontaje, que se muestra en la siguiente sección. La mayoría de estos fueron más explícitamente políticos que su fotografía, abordando el entorno arquitectónico cambiante, así como las condiciones de trabajo, industrialización y tecnología. En Hilados del Norte II (Northern Yarns II), de ca. 1948, uno de los dos fotomontajes a la vista, mezcla imágenes de la fabricación de automóviles con el paisaje urbano. A diferencia de los celebrados fotomontajes del movimiento Dada, Álvarez Bravo usó sus propias fotografías en lugar de imágenes encontradas en este cuerpo de trabajo, y las dispuso para crear la ilusión de profundidad, en lugar de abrazar la llanura inherente del medio.

Lola Álvarez Bravo, La Visitación, ca. 1934, printed 1971. Gelatin silver photograph. 9 ¼ x 6 ¾ inches (23.5 x 17.2 cm). Brooklyn Museum, purchased with funds given by the Horace W. Goldsmith Foundation, Adrian Gill and Coler Foundation, 1995.125. © 1995 Center for Creative Photography, The University of Arizona Foundation

Lola Álvarez Bravo: Picturing Mexico concluye con un grupo de seis imágenes que evocan la relación única de la fotografía con los actos de ver y ser visto. En estos, el fotógrafo, que alguna vez se refirió a la cámara como un “tercer ojo”, usa puertas, ventanas y otros portales como dispositivos de encuadre. En algunas imágenes, como la Saliendo de la Ópera de 1950, que representa a tres hombres que arrastran un caballo de hélice al salir del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México, capturó a sus súbditos en momentos de transición. En otras ocasiones, su cámara capta la mirada directa de un sujeto, como se ve en Los gorrones, de alrededor de 1955, una imagen de niños vagando por una escalera en la que algunos miran al fotógrafo mientras que los otros parecen ignorarlo. su presencia, absorbida por su propio acto de mirar.

Catálogo Lola Álvarez Bravo: Picturing Mexico estará acompañado por un catálogo completamente ilustrado, publicado por Yale University Press, con ensayos de Weissberg y Karen Cordero Reiman, historiadora del arte, comisaria y profesora emérita de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

Acerca de la Fundación de Artes Pulitzer

Pulitzer Arts Foundation

La Pulitzer Arts Foundation presenta arte histórico y contemporáneo en interacción dinámica con su famoso edificio Tadao Ando, ​​que ofrece experiencias inesperadas e inspira nuevas perspectivas. Desde su creación en 2001, el Pulitzer ha presentado una amplia gama de exposiciones con obras de arte de todo el mundo, desde antiguos maestros hasta importantes artistas modernos y contemporáneos, y explora una gran variedad de temas e ideas. Los puntos destacados han incluido las exposiciones Blue Black, comisariada por el artista Glenn Ligon (2017); Medardo Rosso: Experimentos en luz y forma (2016-17); raumlaborberlin: 4562 Enright Avenue (2016); Reflexiones de Buda (2011-12); Urban Alchemy / Gordon Matta-Clark (2009-10); y Brancusi y Serra en Diálogo (2005). Además, estas exposiciones se complementan con programas que reúnen a figuras destacadas de campos que van desde el arte, la arquitectura, el diseño, la planificación urbana y las humanidades hasta el trabajo social. La entrada al museo es gratis.

Ubicado en el Grand Centre Arts District de St. Louis, Missouri, el Pulitzer es gratuito y está abierto al público de 10:00 a.m. a 5:00 p.m. de miércoles a sábado, y hasta las 8 p.m. los viernes.

Buscador