Tiger Woods se enfrenta a una difícil recuperación tras un accidente

LOS ÁNGELES - En una carrera llena de notables regresos, Tiger Woods se enfrenta quizás a su más difícil recuperación.

Woods conducía solo por un tramo de carretera en bajada a través de los suburbios costeros de Los Ángeles cuando su todoterreno chocó contra una señal, cruzó por encima de una mediana elevada y dos carriles en sentido contrario y dio varias vueltas de campana antes de caer de lado. Los airbags se desplegaron.

Un ayudante del sheriff asomó la cabeza a través de un agujero en el parabrisas para ver a Woods, que aún llevaba puesto el cinturón de seguridad, sentado en el asiento del conductor.

700844158-tiger woods 2.jpgEl accidente le causó lesiones "importantes" en la pierna derecha y fue sometido a lo que se describió como una "larga intervención quirúrgica" en el Centro Médico Harbor-UCLA.

Anish Mahajan, el jefe médico, dijo que Woods se rompió los huesos de la tibia y el peroné en múltiples lugares. Sufrió "fracturas abiertas", lo que significa que la piel se rompió.

Los huesos se estabilizaron con una varilla en la tibia. Dijo que se utilizó una combinación de tornillos y clavos para las lesiones en el tobillo y el pie.

Un comunicado en su cuenta de Twitter decía que estaba despierto, respondiendo y recuperándose.

"Diré que es muy afortunado que el señor Woods haya podido salir con vida de esto", dijo Carlos González, el ayudante del departamento del sheriff del condado de Los Ángeles que fue el primero en llegar a la escena después de que un vecino llamara al 911.

No se presentaron cargos, y la policía dijo que no había pruebas de que estuviera impedido.

El mundo del golf se quedó atónito con la noticia.

"Como si su cuerpo no hubiera soportado bastante", dijo Jon Rahm, el jugador número 2 del mundo, desde el Workday Championship en Florida. "Sólo espero que pueda salir del hospital tras la recuperación y que pueda seguir jugando con sus hijos y tener una vida normal".

El doctor Joseph Patterson, cirujano traumatólogo de Keck Medicine of USC en Los Ángeles, dijo que las lesiones como las sufridas por Woods están entre las más comunes que se ven en las salas de emergencia de los hospitales.

Patterson no trató a Woods y no quiso comentar específicamente sobre las lesiones del golfista, pero dijo que el riesgo de infección es extremadamente alto para los pacientes con fracturas abiertas.

"Los tejidos pueden estar expuestos a bacterias, suciedad y ropa. Los resultados pueden ser mucho peores si ese tejido se infecta", dijo Patterson. Las fracturas abiertas pueden requerir múltiples cirugías para su reparación.

El mariscal de campo del equipo de fútbol americano de Washington, Alex Smith, sufrió una fractura abierta en la parte inferior de la pierna al ser placado. Estuvo a punto de perder la pierna debido a una infección, pero se recuperó notablemente y jugó la temporada pasada.

El accidente fue el último contratiempo para Woods, que a veces ha parecido imparable en el campo de golf con sus 15 grandes campeonatos y su récord de 82 victorias en el PGA Tour. Es una de las figuras deportivas más reconocidas del mundo y, a sus 45 años y con un calendario reducido por sus nueve cirugías anteriores, sigue siendo la mayor atracción del golf.

Ganó el Abierto de Estados Unidos de 2008 con los ligamentos de la rodilla destrozados y dos fracturas por estrés en la pierna izquierda. Su vida personal implosionó el fin de semana de Acción de Gracias de 2009, cuando se le descubrió manteniendo múltiples relaciones extramatrimoniales y estrellando su vehículo cerca de su casa de Florida. Regresó para ganar su undécimo premio como jugador del año del PGA Tour y alcanzar el número 1.

Y luego, después de cuatro cirugías de espalda que lo mantuvieron fuera del golf durante la mayor parte de dos años, ganó el Masters en abril de 2019 por quinta vez, una victoria que se encuentra entre los grandes regresos del deporte.

Ahora ya no es cuestión de cuándo vuelve a jugar -el Masters está a siete semanas- sino de si vuelve a jugar.

Woods estuvo en Los Ángeles durante el fin de semana como anfitrión del torneo Genesis Invitational en el Riviera Country Club. El lunes y el martes se habían reservado para GOLFTV, propiedad de Discovery, para que Woods diera consejos de juego a las celebridades. Un tuit del lunes lo mostraba en un carro en el Rolling Hills Country Club con el comediante David Spade. También trabajó con el gran jugador de la NBA Dwyane Wade, que publicó un vídeo en su cuenta de Instagram.

439087225-tiger woods 3.jpg"Fue un gran día", dijo Wade el martes por la noche en Turner Sports, donde es analista de estudio. "Y me desperté hoy tan orgulloso de poder publicar ese momento para el mundo, como un pequeño fragmento de nuestro momento juntos. Me eché una siesta y me desperté con las noticias. Así que, como todo el mundo, mis pensamientos y oraciones están con sus seres queridos".

Los pensamientos y las oraciones han llegado de todas partes: Jack Nicklaus y Michael Jordan, Mike Tyson y los expresidentes Barack Obama y Donald Trump. Woods jugó al golf con ambos, y Trump le concedió la Medalla Presidencial de la Libertad en 2019 después de, quizá, su gran triunfo: el Masters tras haber pasado por cuatro operaciones de espalda.