Expertos aseguran que con Biden crecerán los estimulos, asi como los impuestos.

Expertos aseguran que con Biden crecerán los estimulos, asi como los impuestos.

 

La posibilidad de que lleguen nuevos programas genera preocupación en los mercados, pues es muy posible que para financiarlos se deban aumentar los impuestos.

Se espera que con Joe Biden en el poder, se eleven los estímulos a la economía, así como las ayudas a las familias; Incluso la reorientación de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, pero se teme que para financiar estos planes se deban aumentar los impuestos.

 

El jueves 14 de enero, Biden dio a conocer el nuevo plan de estímulo, el cual es de $1,9 billones de dólares; y busca aumentar las ayudas a los ciudadanos, aumentar el salario mínimo, así como las prestaciones por desempleo y recursos adicionales para la lucha en contra de la pandemia.

Sergio Ávila, analista de IG, cree que “el paquete presentado por Joe Biden está en línea con lo esperado por los mercados, pero el problema es que viene aparejado con posibles subidas impositivas”.

 

No obstante, algunos economistas piensan que los cambios fiscales serán moderados, debido al contexto de recuperación económica en la que está estados unidos. Para los analistas de Renta4Banco, “la financiación de estos paquetes de estímulo procederá de un mayor endeudamiento y de un incremento de impuestos o recorte de gastos”.

 

A diferencia de Trump, Biden tiene distintos ideales sobre cómo triunfar en el escenario mundial. Pues Trump optó por buscar ese objetivo de forma unilateral, amenazando a china, e intentando coaccionar a Europa para unir fuerzas en su lucha contra empresas chinas como Huawei. Biden se aferra a la idea de unir fuerzas con otros socios, aplicando un enfoque multilateral, que impulse a los aliados tradicionales de EE.UU. a participar en este esfuerzo de manera común. 

 

También, algo que tendrá un gran impacto económico con el regreso de los demócratas al poder serán los cambios que se pretenden hacer en las empresas tecnológicas, pues Biden podría adoptar nuevas medidas en materia de competencia que obligaría a estas a desprenderse de parte de sus negocios.