ftr-logo.png

Miércoles de Mundial: posibilidades de Colombia en Rusia 2018

 

Radamel Falcao.

El equipo nacional colombiano puede ser el caballo negro de la Copa Mundial de Rusia 2018. Son una escudar con un nivel cada vez mejor, y aunque siempre han sido contendientes en CONMEBOL, la región sudamericana de fútbol, ​​están experimentando una generación dorada y son candidatos serios para avanzar al menos hasta los cuartos de final este verano y dar a las superpotencias europeas y los pesos pesados ​​de Brasil y Argentina fuertes dolores de cabeza.

Las rondas clasificatorias sudamericanas fueron particularmente difíciles ya que cada equipo nacional se encontraba en un nivel de competencia similar y ninguno clasificó hasta las últimas etapas del torneo. Tanto así fue que Chile, el campeón continental, quedó eliminados y se perderá este Mundial. Colombia, sin embargo, ha tenido actuaciones consistentes desde la última Copa del Mundo, donde llegaron a los cuartos de final y perdieron ante el anfitrión Brasil por 2-1. Su núcleo sigue siendo el mismo: sus jugadores estrellas continúan jugando al más alto nivel y su entrenador, José Pekerman, es considerado como uno de los más consistentes en el mundo. Sin embargo, llegan con una diferencia clave a este Mundial: Radamel Falcao, la estrella del club Mónaco, estará en plena forma después de haber perdido su oportunidad de jugar en Brasil, hace cuatro años, debido a una lesión.

Hay tres grandes estrellas en el escuadrón colombiano. Su principal referente es el mediocampista James Rodríguez, que estalló en grande en Brasil 2014, siendo el máximo anotador de Colombia en una sorprendente actuación de su equipo nacional. Después de un par de temporadas exitosas con el Real Madrid, vio el banquillo con más frecuencia de la que le hubiera gustado, pero ahora está en plena forma en su club actual, el Bayern Múnich. El club alemán domina la liga nacional y compite en buena forma en la Champions League, y Rodríguez seguramente será una parte clave del éxito del club. Esto tiene un inconveniente, sin embargo, porque si el club alemán llega a la final de la Champions League, Rodríguez tendrá poco tiempo para concentrarse con su selección nacional, ya que el torneo europeo concluye a fines de mayo y la Copa del Mundo empieza a mediados de junio. Sus compañeros de equipo nacional, Radamel Falcao y Juan Cuadrado tendrán más tiempo para prepararse antes de la competencia mundial, ya que sus clubes comienzan a ver sus destinos sellados en sus participaciones nacionales y continentales. Cuadrado es visto como el pilar de la escuadra nacional y se espera que sea el líder que congregue al resto del equipo. Falcao, por su parte, estará ansioso por anotar ya que se perdió el último Mundial y será crucial para las posibilidades de Colombia en el torneo.

Juan Cuadrado.

Tienen un grupo relativamente fácil, ya que enfrentarán a Japón, Polonia y Senegal. Colombia y Polonia son amplios favoritos para avanzar a las rondas eliminatorias. Se enfrentarán a oponentes más duros en los octavos de final, probablemente a Bélgica o Inglaterra, en lo que en papel parecen partidos muy parejos donde cualquier equipo podría resultar vencedor.

Rusia 2018 es la oportunidad de Colombia para consolidar su posición de mundo como una superpotencia futbolística. Ya derrotaron a Francia por 3-2 en París el mes pasado en un partido amistoso. Los sudamericanos perdían por dos goles y terminaron derrotando a los franceses. Tienen un núcleo de jugadores con mucho talento y un gerente con mucha experiencia. Han demostrado ser un equipo consistente que sabe cómo administrar un juego y no perder la cabeza, incluso si las probabilidades parecen acumularse en su contra. Si Colombia logra tomar el lugar número uno en su grupo, y Bélgica gana el suyo, como se espera, se enfrentarán a un modesto equipo inglés que siempre parece derrumbarse bajo presión. A partir de ahí, jugarían como los menos favorecidos, con lo que han demostrado que no tienen ningún problema. Con Argentina confiando mucho en Messi y Brasil con un mejor equipo que la última vez pero aún atormentado por su pobre desempeño en 2014, Colombia podría ser el equipo sudamericano que más se acerque a la final este verano en Rusia.

 

 

 

 

Buscador