Biden está atrapado en los problemas de inmigración

USA - El presidente Joe Biden enfrenta una creciente tensión política, incluso dentro de su propio partido, por la estrategia de su administración en la frontera entre EE.UU. y México 

La política de la frontera está en el centro de atención esta semana. Por un lado, el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, un republicano de California, visitó la frontera el lunes. A esto le siguen las votaciones de la Cámara de Representantes sobre dos proyectos de ley de inmigración que abordan a los inmigrantes que fueron traídos de manera ilegal a EE.UU. cuando eran niños y los trabajadores agrícolas indocumentados. El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, también testificará en el Capitolio el miércoles. 

La oleada de los problemas fronterizos que enfrenta Biden ocurren cuando la política de inmigración se ha vuelto más polarizada y polémica. Los republicanos, muchos de los cuales siguieron los pasos del expresidente Donald Trump, se apresuran a considerar la crisis como un fracaso en el liderazgo de Biden, un ejemplo de lo que sucede cuando los demócratas toman el control del Poder Ejecutivo y abandonan los planes para expandir el muro fronterizo de Trump.

Algunos demócratas también critican el manejo del asunto por parte de Biden y sugieren que la detención de familias y niños en instalaciones temporales no es mejor que la forma en que Trump manejó a los niños migrantes durante su mandato. 

«No vamos a enjaular a los niños o dividir familias o arrancar a los niños de los brazos de las madres» dijo el domingo el representante demócrata por Texas Vicente González «pero necesitamos un proceso ordenado para que los migrantes que califican para el asilo lo soliciten en su país de origen o en un país vecino, o tal vez construyan un centro en el sur de México donde puedan ser procesados allí».

Más de 4.000 niños se han quedado atascados en instalaciones administradas por la Patrulla Fronteriza, que son similares a las de las cárceles, durante períodos prolongados, ya que no hay suficiente espacio en los albergues para cuidarlos adecuadamente.

Durante el fin de semana, Mayorkas recurrió a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para ayudar a avanzar en el proceso. La administración de Biden también decidió poner fin a un acuerdo de la era de Trump que, según los funcionarios, desalentaba a los patrocinadores, como padres o familiares, a presentarse a recoger a sus hijos.